¿Cuando necesito un terapeuta?

¿Tengo que ir al psicólogo? ¿Necesito un terapeuta? Estas son preguntas que en ocasiones me habéis hecho. En cada caso he dado una respuesta diferente, pero por lo general he devuelto la pregunta ¿Porque crees que necesitas un terapeuta?

En otras ocasiones me he encontrado con personas que de forma clara necesitarían iniciar un proceso terapéutico, pero que no percibían esta necesidad. Si es algo que te has planteado en algún momento, o tienes curiosidad por saber en que consiste una terapia esta información te puede ser de utilidad.
Primera idea "A la terapia no van las personas que tienen problemas, solo las que están dispuestas a solucionarlos"

¿Qué es ir a terapia?

Siguen habiendo todavía muchos mitos y tabús hacia quien va al terapeuta.Actualmente existen multitud de métodos, técnicas y disciplinas que podemos entender como terapéuticas. Esta proliferación se debe sin duda al interés cada vez mayor en nuestro bienestar en general. Estas terapias van desde las llamadas terapias naturales (biodanza, reiki, iridologia, flores de Bach, naturopatia...) hasta el coaching y las terapias conductuales o psiquiátricas.

¿Que terapia elegir?

Nos vamos a centrar en la terapia psicológica. Lo que diferencia a unas de otras son multitud de aspectos, pero para mí, hay uno esencial y es hasta donde quieres llegar con cada una de ellas.

Por ejemplo, el coaching, tan de moda en los últimos años, lo podemos definir como un método que consiste en acompañar y entrenar a una persona con el objetivo de conseguir cumplir sus metas desarrollando habilidades específicas.

En este tipo de terapias no se busca un cambio interno en la ti. "Yo te enseñaré a desarrollar una habilidad para que consigas algo", pero no se busca una integración de aspectos de tu personalidad, no se busca que cambies tu, solo que desarrolles determinadas habilidades

En cambio en otras terapias lo que buscamos es sanar, reecontrarte contigo mism@ para transitar por la vida en conexión con ella y si puede ser de forma feliz, mucho mejor.

Un ejemplo muy sencillo:

Una persona con problemas de ansiedad llega a la consulta. Inmediatamente vemos que padece obesidad. Sabemos que el fenómeno humano de la comida es mucho más amplia que un simple hecho fisiológico. La comida es cultura, celebración, comunicación, valores...Por tanto la comida tiene un alto componente emocional, todo tiene componente emocional. De hecho muchas personas comemos más cuando estamos ansiosos.

Esta persona puede iniciar una dieta, clases de yoga, puede ir a acupuntura calmar su ansiedad practicando mindfulness, puede iniciar un proceso de coaching para ganar en seguridad y autoestima

La cuestión es que millones de personas inician dietas todos los años y la gran mayoría fracasan. Y los analgésicos y ansiolíticos son los medicamentos más vendidos en nuestro país. De hecho somos el nº 2 en ventas después de Estados Unidos!

En este ejemplo, si la persona inicia un proceso terapéutico desde la perspectiva psicológica yo me preguntaría:

¿Vive sola esta persona? ¿En qué trabaja? ¿En qué momentos come? ¿Come sola? ¿Cómo se siente antes, durante y después de la comida? ¿Cómo fue su infancia? ¿Qué opinión tiene sobre si misma? ¿Qué partes no le gustan de ella? ¿Tiene pareja, hijos..que piensan ellos de todo esto? ¿Cómo se siente cuando se relaciona con los demás? ¿En qué momentos tiene ansiedad? ¿Cómo es esta ansiedad? ¿Cuando se siente insegura? ¿Que otros aspectos de su vida no están saciados?

Entonces ¿Que tratamos? ¿La obesidad, la ansiedad, el sentido vital...? ¿Hasta dónde quiere llegar esta persona en su proceso?

Si hace dieta pero no se cuestiona porque razón come de esa manera , no es terapia.

Si hace un proceso de coaching para desarrollar una mayor habilidad para relacionarse con los demás, tampoco es terapia.

Incluso si realiza alguna técnica para calmar su ansiedad, no es terapia. ¿Sería terapia tomarse un fármaco ansiolítico? Entonces ¿Qué diferencia hay?

La ansiedad es el síntoma, la obesidad es el síntoma, en terapia trabajamos la causa. Sanamos a las personas de forma holística y global.

Obviamente, tal vez solo quiera adelgazar, o calmar su ansiedad, eso es lo que eligen la mayoría de las personas , eso depende de lo que la persona quiera. ¿Qué querrías tú?

Otra diferencia de la terapia respecto a otras disciplinas terapéuticas es que se trabaja en todas las áreas de la persona. Si una persona hace dieta trabajamos solo la parte física, pero ¿Y qué hay de la parte emocional, social, mental incluso espiritual de la persona? Fíjate en el tipo de preguntas que le planteo.

La terapia trata que encuentres una respuesta a la causa última de tus problemas, para que tú encuentres la solución.

¿Es caro ir a terapia?

Buena pregunta que también me habéis hecho. Pues depende. Por ejemplo, una depilación láser de ambas axilas está por 600€. ¿Es esto caro? Depende de para quien. En terapia precios hay muchos. Mi opinión es que a veces lo barato sale caro y que no me vale la frase "Es que no me lo puedo permitir" ¿No te puedes permitir invertir en ti y tratar de estar mejor contigo mismo y con los demás?

Más que el precio yo miraría algunos otros elementos:

¿Qué elemento tengo que conocer para elegir un terapeuta?

-Ser psicólogo. Una persona que no tiene la licenciatura de psicología no puede ser psicoterapeuta o terapeuta psicológico. Hay personas que han estudiado para ser terapeuta, pero no disponen de la titulación de psicólogo. Entonces te ofrecerán otros tipos de terapia, pero no psicológica. Puedes comprobarlo en los directorios públicos de los colegios oficiales de psicología porque la gran mayoría de los que ejercen como terapeutas están colegiados. Así que mira si tiene su número de colegiado bien visible. Los profesionales colegiados se rigen por un código deontológico que ofrece unas garantías.

-Elegir un tipo de terapia. Pregúntale que tipo de terapia realiza. Que te explique sus fundamentos y como trabaja. Lo más seguro es que te de por escrito un documento explicándote todo esto. La terapia se basa en tus creencias, así que si tu no crees en el "poder de las piedras" o en las flores de bach, seguramente estas no funcionarán igual de bien que con otra persona. También determina la frecuencia de las sesiones. En mi opinión deberían tener una frecuencia flexible y que no sea solo el terapeuta quien marque el ritmo.

-Busca feeling. Además de encontrarte comod@ con el tipo de terapia debes sentir cierta confianza con tu terapeuta. No se trata de irte de cañas con él o ella (si esto ocurriese no sería un buen terapeuta), pero si que notes que es una persona en la que podrás llegar a confiar. En un proceso terapéutico ambos (terapeuta y tú), establecéis un periodo de prueba, pero la confianza es la clave: Todo lo que se habla en terapia permanece en terapia.

-Desconfía de las "formulas de la felicidad" Un buen terapeuta no te dirá lo que debes hacer o no sino que te ayudará a entender lo que te pasa y te ofrecerá un espejo donde ver perspectivas y respuestas diferentes para afrontar un conflicto. Igualmente te dará herramientas para afrontar el problema y que tú puedas resolverlo. Desconfía de quien da consejos y lecciones, eso no es terapia. También desconfía de quien ofrece resultados rápidos. Si quieres generar cambios, también generarás resistencias cuanto más lejos quieras llegar, más tendrás que trabajar.

¿Pero qué va a ocurrir en esas sesiones? ¿Como funcionan?

La sala de espera de un terapeuta es lo más parecido al de un dentista, sobre todo cuando es la primera vez. En la próxima entrada al blog te explicaré un poco mejor como funciona por dentro un proceso terapéutico.

Un proceso terapéutico te ayudará a afrontar de otra forma los problemas, a buscar soluciones, a sentirte mejor contigo mism@ y con los demás. Aprenderás formas de resolver conflictos y a sentirte más empoderad@ frente a las dificultades.

Los terapeutas tratamos de ser compañeros de viaje en momentos difíciles, en tramos difíciles del camino, en noches oscuras, en singladuras tormentosas, para ayudar a salir adelante y seguir avanzando en la vida. No somos guías, ni mapas, el destino lo eliges tú.

Feliz Viaje.