El amor. ¿Como sabes que no padeces Dependencia Emocional?

Hola Viajer@

¿Sientes que dominas la relación con tu pareja o te sientes más comod@ en una posición pasiva? Dicen que entre lo sano a lo patológico hay un largo camino ¿Cómo sabes que no padeces dependencia emocional?


La dependencia emocional es un trastorno que se caracteriza por la creencia que no vales lo suficiente, por lo que buscas la seguridad y la aprobación constante en los otros. Si esto te ocurre en un grado bajo, no hay problema. ¿Pero que consideramos "un grado bajo"?

Decimos que alguien sufre dependencia emocional cuando acepta desprecios y maltrato como algo habitual y tiende a sentirse atraído por personas que muestran gran seguridad y una personalidad dominante.


Esta forma de entender las relaciones se inicia en la niñez y también por influencia de la sociedad en la que vivimos. Muchas personas tienen un concepto del amor como un estado de absoluta felicidad y confunden por ejemplo el amor con enamoramiento. El enamoramiento es un estado que dura un tiempo limitado, por eso cuando estas personas dejan de experimentar ese enamoramiento, necesitan cambiar de pareja. En el otro extremo están las personas que asocian de forma irremediable el amor al dolor. Si bien, amor y dolor, son dos caras de la misma moneda, cuando la persona que amas te causa mucho dolor. ¿No deberías plantearte un cambio?

¿La relación que tienes te causa dolor? ¿Y las relaciones anteriores? ¿Piensas que puedes hacer algo frente a "la historia que se vuelve a repetir"?

¿Cómo saber si, en realidad eres un/a dependiente emocional?

  • Un dependiente emocional no se plantea romper con su pareja. Si un dependiente emocional rompe con su pareja, se siente culpable y al poco tiempo vuelve con ella. En caso de ruptura el dependiente emocional actúa de dos maneras: buscando desesperadamente a otra pareja que le llene el vacío de la anterior y la reafirme en su valía o asilándose completamente por temor a que le maltraten de nuevo. Un dependiente emocional suele preferir que el otro "corte" porque no dispone de la fortaleza para tomar esa decisión.
  • Un dependiente emocional concede mayor valor a la opinión de su pareja. El dependiente ha recibido chantaje emocional en su infancia. Hay padres que enseñan a sus hijos a que recibirán amor cuando cumplan con ciertas expectativas. Los niños y niños aprenden que obtendrán cariño si hacen las cosas bien y no tanto si desarrollan una afirmación de su individualidad, opiniones y gustos, aunque sean diferentes a la que los padres desean. Cuando son mayores reproducen este patrón.
  • Un dependiente emocional suele enamorarse sin mantener o tras mantener muy pocas relaciones sexuales con alguien. Esto se da, particularmente en las mujeres dependientes a las que les cuesta admitir que el sexo también es posible sin amor y por tanto construir una relación de forma gradual y no en base al todo o nada.
  • Un dependiente emocional tiene una baja autoestima. Es más proclive a los criterios externos en lugar de a los internos, por lo que los medios de comunicación son una gran influencia. Como explica Lucia Etxebarria en su libro "Ya no sufro por amo" en el cine o la televisión aparecen versiones modernas de la cenicienta en la que asocia mujer buena con mujer sumisa a la que se le valora por la relación que establece con otros,  y no por las acciones que decide y desarrolla. Aquí,  la mujer interpreta a una dependiente emocional que tras mucho sufrimiento y lágrimas consigue el amor de un príncipe (aunque sea en versión "canalla")
  • El dependiente emocional basa su relación en determinadas creencias. Algunas de ellas pueden ser "Con el tiempo el/ella cambiará", "Busco un alma gemela, una media naranja...que me complemente", "Quien bien te quiere, bien te hará llorar" "Amar a alguien de verdad significa amarla incondicionalmente lo que implica soportar sufrimientos" "Un día se dará cuanta de todo lo que he hecho por el/ella y se dará cuanta que nadie lo ama como yo" ¿Crees que alguna de estas creencias son ciertas?

A modo de resumen y de forma práctica observa en que grado tienes en tu vida estos elementos:

  • Baja autoestima
  • Miedo al abandono
  • Miedo a la soledad
  • Miedo a ser uno/a mismo/a
  • Miedo a la libertad
  • Sexualidad insegura y reprimida
  • Sumisión al otro
  • Aceptación del abuso como algo normal.
  • Necesidad excesiva de aprobación
  • Necesidad de estar continuamente con alguien.
  • Depresión
  • Ira, sentimientos de culpa, complejos...
  • Sentimiento de insatisfacción permanente.

¿Cómo funciona la dependencia emocional?

La dependencia emocional es un tipo de relación toxica entre una persona dependiente y una persona dominante. Ambos buscarán el amor, pero ninguno se ama a si mismo. Y si no te amas a ti, difícilmente podrás amar a otro, sino que buscarás en el otro lo que no eres capaz de darte a ti mismo/a.

Cuando ambos "se enamoran" viven una apasionada luna de miel. El dominante llena de atenciones exageradas a la persona dependiente, pero tras un tiempo la persona dominante se empieza a sentir insegura, expuesta, tiene miedo a que le hagan daño, por lo que empieza a evadirse (viendo a otras parejas, consumiendo drogas, mostrando ambivalencias en las muestras de amor hacia el otro...). Entre ambos empiezan a surgir dudas y la persona dominante podrá generar "agresiones" a la persona dependiente para colocarse en una posición que le permita amar sin que le hagan daño. Si la persona sumisa, intenta marcharse, el dominante volverá a llenarla de halagos. En cambio la persona sumisa sentirá que tiene que "ganarse" el amor del otro, como en las "películas" En el fondo ambos se necesitan y ambos son personas dependientes, pero con estrategias diferentes para encontrar el amor.

¿Cómo se trata la dependencia emocional?

La mayoría de dependientes acuden a consulta antes de ser abandonados (lo sospechan y eso les crea pánico) o cuando el abandono se ha producido. Muchos se refugian en amigos y familiares alimentando un círculo en que la "victima" del abandono no asumirá su responsabilidad (todos los hombres son iguales, todas las mujeres son malas...). Estas creencias solo preparan al dependiente para un nuevo fracaso amoroso. En manos de profesionales la terapia consistirá primero en aliviar el dolor y posteriormente en reforzar la autoestima, para a partir de ahí realizar un trabajo más profundo que permita redefinir las creencias erróneas que alimentaban dicho concepto de amor y generar nuevas creencias sobre un@ mism@. Aprender a responsabilizarse, sin castigarse. Aprender a amarse por uno mismo/a y no confundir amor con dependencia

Amar a un ser humano es ayudarle a ser libre (Ramayat)

Espero que haya mucho amor, del bueno, en las próximas jornadas de tu largo periplo.

Feliz Viaje.